19 de abril de 2012 / 09:21 p.m.

El catedrático y jurista Ernesto Villanueva aseguró que con ello se erradicará el tráfico ilegal y los delitos; además mencionó “pareciera que hay dos cárteles, uno operado por el presidente Calderón y otro operado por las bandas criminales”.

Oaxaca • El catedrático y jurista Ernesto Villanueva propuso permitir la libre portación de armas de fuego en México, bajo regulaciones administrativas y capacitación técnica previa de los portadores.

Al presentar su libro “Seguridad, armas de fuego y transparencia”, en la sede del Instituto de Investigaciones Jurídicas, dijo que se debe adecuar la ley , reformar el artículo 10 constitucional para permitir la portación y posesión de un arma de fuego como derecho de legítima defensa y como instrumento para defender la seguridad patrimonio del cualquier ciudadano. “Con una regulación constitucional respecto al uso de arma se erradicará el tráfico ilegal, porque se tendrá un padrón del armamento en poder de la población”.

Argumentó que aplicando medidas y normas de regulación también se evitará que haya personas que cometan delitos utilizando armas de fuego sin licencia y se reducirá la incidencia de delitos menores del fuero común asaltos, robos y demás.

Mencionó que ofreciendo esquemas de capacitación sobre el uso de armas a la población abierta permitirá que el 99 por ciento de los ciudadanos que se encuentra indefenso tengan elementos para enfrentar cualquier acción o ataque criminal. Aunado a que se inhibirán los asaltos domiciliarios a mano armada.

Negó que el factor educación sea una limitante para que un país no pueda regular el uso de armas, ocurrió en los Estados Unidos de Norteamérica en 1950 con menores índices de educación que México en el 2012, “porque no permitir la regulación cuando se cuenta con una ciudadanía más apta y capaz”.

Aseguró que el problema no es el arma sino las políticas que puedan existir para atender los diversos reclamos sociales, al definir como una conjetura que armar al país sería hablar de una futura revolución armada.

URGE MODIFICAR ESTRATEGIA ANTICRIMEN

Ante el investigador urgió modificar la política criminal del gobierno federal que ha sido la equivocada porque ha generado altos costos y un importante número de asesinatos. Tan solo en los últimos 6 años se han gastado más de mil 500 millones de pesos solo por sostenimientos de las presencia federal en la zona con alta presencia del crimen organizado”

Además de que en algunas zonas del país hay estado de exención donde el estado ha dejado de ser el árbitro y se ha convertido el parte del fenómeno de criminalidad. “pareciera que hay dos cárteles, uno operado por el presidente Calderón y otro operado por las bandas criminales”.

Afirmó que el estado no ha cumplido con su obligatoriedad de brindar seguridad a los ciudadanos y por ende hay una percepción respecto a un problema grave de inseguridad.

El investigador informó que de acuerdo a datos de la Secretaria de la Defensa Nacional de casa 300 armas que se localiza en el país solo una está registrada.

 Oscar Rodríguez