20 de enero de 2013 / 02:47 a.m.

Con esta solución se podrá reducir costos a la Secretaría de Desarrollo Social del Estado, quienes reciben cada cuatro meses a los adultos mayores.

 

Monterrey.- Para los adultos mayores que cada cuatro meses tienen que probar que siguen vivos, hay una solución muy sencilla que reducirá costos a Sedesol, y molestias a ellos: Que el Registro Civil les envíe una notificación de aquellos que vayan falleciendo.

Don David Vázquez García, con sus 84 años de experiencia en la universidad de la vida, cree que es una buena solución, pues “uno sólo se muere una vez en la vida”, y si la dependencia federal recibe la notificación, va a ahorrar bastante.

Él llegó muy temprano al módulo instalado en la Secretaría de Desarrollo Social del Estado, aunque no tanto como Don Ángel Álvarez, quien desde las cuatro de la mañana hacía fila. Incluso llegó antes que el guardia, que entra a esa hora también.

A Don Ángel le pasó como a muchos otros adultos mayores, que no le tocaba este mes, sino hasta febrero. Por eso se devolvió igual que como llegó, y tendrá que volver en un mes para comprobar su supervivencia.

Pero otros, pudieron por fin, comprobar que siguen vivos, sin las dificultades que en otras ocasiones, han sufrido.

Incluso, esta vez sí hubo oficiales de Tránsito de Monterrey que los cuidaron y detuvieron el tráfico para que cruzaran la avenida Churubusco.

En días pasados, los adultos mayores corrían el riesgo de ser atropellados, porque les pedían copias para el trámite, y estas debían obtenerlas en un negocio que está al otro lado de la avenida.

Como no hay puente ni semáforo, debían sortear los coches, cuyos conductores no se condolían de que fueran mayores.

FRANCISCO ZÚÑIGA