29 de mayo de 2013 / 12:24 p.m.

Monterrey  • Una propuesta hecha por el Presidente de la Mesa Directiva y diputado local del PAN, Luis David Ortiz Salinas, en el sentido de entablar con el Gobierno del Estado un Pacto por Nuevo León evidenció de nueva cuenta la división que existe al interior de la bancada local de Acción Nacional.

Durante la sesión de este martes, de manera sorpresiva y sin consultarlo con su bancada, Ortiz Salinas bajó de la presidencia del Congreso y realizó un posicionamiento donde pedía a las diferentes bancadas del Congreso Local dejar de lado los conflictos internos, pleitos políticos y proponer al Ejecutivo del Estado emular el denominado Pacto por México.

La intención sería llevar a cabo una agenda temática, en la que tanto el gobernador como los partidos llegaran a un consenso en cuanto a los temas a discutir en Pleno.

“Yo quiero proponerle al Gobernador del Estado hacer un Pacto por Nuevo León, que hagamos una agenda de los grandes temas, el Ejecutivo, el Legislativo, el Judicial, los organismos empresariales, los organismos sindicales, en general que se convoque a un mecanismo similar al que hay ahorita en el país en lo federal, para fijar los grandes temas, nos quedan 2 años, podemos fijar los grandes temas”, planteó en la tribuna del Congreso.

La propuesta fue avalada inmediatamente por el PRI, Nueva Alianza y el diputado independiente Erick Godar Ureña, quienes invitaron al PAN y PRD a signar un documento de esta magnitud.

Sin embargo, el panista encontró la principal oposición en su propia bancada, donde se deslindaron tajantemente de la propuesta, comenzando por su líder, Juan Carlos Ruiz García.

“Él inició aclarando una postura personal, afortunadamente que lo pudo aclarar, Acción Nacional ha fijado desde el inicio de la legislatura el puntual señalamiento de todas y cada una de las deficiencias, de los errores, que en muchas ocasiones son horrores del Gobierno Estatal.

“Como grupo legislativo de un partido diferente al partido que gobierna al estado de Nuevo León consideramos que no está en condiciones el Congreso para pactar con el Gobierno”, aseveró.

Incluso Ruiz García recordó que la exigencia expresa de su partido al Ejecutivo Estatal es que “saque las manos” del Congreso del Estado, por lo que la propuesta de Ortiz Salinas resulta incongruente, afirmó.

“Aquí en el Congreso, la casa del pueblo y donde reside la representación popular de todo el estado no puede darse, en ningún momento el lujo de que fuerzas externas se metan a legislar contrario a lo que el ciudadano pide, exige y demanda.

“Aquí en el Congreso seguiremos luchando por las causas ciudadanos y, con todo respeto, le seguiremos pidiendo al gobernador que saque las manos del Congreso”, puntualizó.

Quien también expresó su molestia por la propuesta fue el diputado Alfredo Rodríguez Dávila quien dejó entrever que esto podría poner en riesgo los consensos por lo que resta del actual Período de Sesiones.

“No sé si la propuesta del diputado Luis David entorpezca ese consenso, pero por lo pronto hay consenso”, dijo al cuestionársele sobre la probabilidad de aprobar los temas de la Comisión de Hacienda del Estado.

Solamente Rebeca Clouthier mostró apoyo a su compañero de bancada, al señalar que es momento de “elevar el nivel” del trabajo y el debate que se realiza en el Congreso del Estado.

“La gente está harta de nuestro teatro, del circo que hacemos aquí, estoy desilusionada… dejarnos de ser rehenes de egoísmos y de venganzas estúpidas y estériles, yo espero que elevemos el nivel de este lamentable Congreso”.

Al final de la Sesión, Ortiz Salinas descartó que su propuesta se trate de una traición a su partido, pero aceptó que antes de presentarla no la platicó con el líder ni con algún integrante de su bancada.

Reynaldo Ochoa