22 de marzo de 2013 / 12:43 a.m.

Ciudad de México • Un juez emitió una orden de restricción permanente en contra de Steveland Barrow, un fan obsesionado con Rihanna, que intentó irrumpir en su residencia de Los Ángeles el mes pasado.

El fan en cuestión fue arrestado cuando, por error, logró entrar en la casa de un vecino de Rihanna, al creer que se trataba del hogar de la cantante.

La orden de restricción que el juez emitió el día de hoy, señala que Barrow deberá permanecer al menos a 100 metros de distancia de la intérprete de "Diamonds", durante los próximos tres años.

En la solicitud que la cantante envió al juzgado, expresó temer por su seguridad. Rihanna promociona actualmente su séptimo disco de estudio, "Unapologetic", del que ayer dio a conocer el remix de su tercer sencillo, "Pour It up".

REDACCIÓN