15 de mayo de 2013 / 02:56 a.m.

Monterrey.- Después de haber sido desalojados de nueva cuenta, cerca de 40 comerciantes informales, ubicados en la calle Morelos, se manifestaron frente al Palacio Municipal de Monterrey para exigir ser atendidos.

Los manifestantes se mostraron inconformes con las acciones que está realziando el Ayuntamiento, por lo que realizaron una huelga de hambre.

Cabe destacar que los inconformes pidieron hablar tanto con la alcaldesa Margarita Arellanes como con la secretaria de Ayuntamiento Sandra Pámanes, pero no fueron recibidos.

Se espera que las autoridades reciban a los manifestantes el día de mañana, por lo que formaron un campamento en el lugar.

Redacción