19 de agosto de 2013 / 09:59 p.m.

Veracruz • Enfermos y familiares de 70 pacientes renales que son atendidos en el Centro de Especialidades Médicas "Doctor Rafael Lucio" realizaron este lunes un plantón frente al Palacio de Gobierno en Xalapa, demandando atención médica a menor costo.

Los inconformes indicaron que la semana pasada les notificaron que debido al retiro del servicio que prestaba la empresa Finamed el costo del tratamiento de hemodiálisis subiría de 500 pesos mensuales a mil 500 pesos, es decir el triple.

La señora Francisca Romero Reyes, residente de Tepeapulco, Coatepec, dijo que sus dos hijas enfrentan problemas renales desde hace siete años y desde entonces han sido tratadas en el CEM; la semana pasada le informaron que como la Secretaría de Salud ya no cuenta con los aparatos para hemodiálisis, el tratamiento se lo darán en una clínica particular, pero que el costo se elevará mil pesos.

Señaló que ellas pagan medicamentos y pasajes para llegar a Xalapa; el padre de las jóvenes está enfermo y no puede trabajar desde hace un año y apenas tienen dinero para sobrevivir.

Un grupo de 70 pacientes renales se apostaron desde temprana hora en la explanada Sebastián Lerdo de Tejada de esta ciudad para pedir a la Secretaria de Salud del estado les sea devuelto su tratamiento de hemodiálisis a bajo costo.

Eloina Garcés, integrante del Movimiento Altruista de Pacientes Renales de Veracruz (Maprev), dijo que no es posible que les quieran cobrar cantidades que no pueden pagar, por lo que demandaron una explicación.

El diputado federal perredista, Uriel Flores Aguayo alertó que hay en Veracruz "una crisis de salud y el estado está obligado a resolverlo".

Dijo que si la dependencia sabía que Finamed retiraría su equipo y a su personal de los hospitales del estado, debieron haber previsto y resolverlo, pero no cargarle la mano a los pacientes obligándolos a pagar el triple de lo que les cobraban.

Con el elevado costo que pretenden cobrarles a los enfermos por servicio de hemodiálisis "los van a matar", declaró.

La gente que acude a los hospitales del estado lo hace porque no tienen dinero y si no les ofrecen las mismas condiciones de servicio a bajo costo, "los están condenando a que se mueran".

Por su parte el secretario de Salud, Juan Antonio Nemi aseguró que la próxima semana licitarán los servicios complementarios para que otra empresa se haga cargo.

Negó que vayan a hacer una asignación con compromisos políticos o entre "cuates" para favorecer a algún político como fue el caso de Finamed que siempre fue vinculado con la ex dirigente magisterial hoy en la cárcel, Elba Esther Gordillo.

ISABEL ZAMUDIO