14 de noviembre de 2013 / 04:47 p.m.

Los jugadores brasileños exigen que se respeten sus 30 días de vacaciones y sus medidas de protesta fueron que durante el primer minuto de juego sólo se pasaron el balón de un lado a otro sin disputarlo.

 

Durante el partido entre San Pablo y Flamengo, de Brasil, futbolistas protestaron para exigir a la Confederación Brasileña de Futbol una reducción en el cronograma de juegos.

Los jugadores brasileños exigen que se respeten sus 30 días de vacaciones y sus medidas de protesta fueron que durante el primer minuto de juego sólo se pasaron el balón de un lado a otro sin disputarlo.

"Esto tiene un significado mayor del que se imaginan. Estamos aquí y somos socios. Defendemos algo importante para todo el mundo. Para los árbitros, los jugadores, incluso para los periodistas", dijo el arquero de San Pablo, Rogerio Ceni. según el portal G1.

La Confederación Brasileña de Fútbol informpó que sancionarían con tarjetas amarillas a los que realizaran estas acciones, pero no se dijo si fue puesta en práctica.

MMDEPORTES