17 de abril de 2013 / 06:33 p.m.

Un grupo de mujeres y organizaciones feministas se manifestaron en la sede de los juzgados penales, frente a la Penitenciaría Central, para evitar que sea liberado y exonerado el presunto femenicida Alejandro Enrique Rivera López, quien asesinó de 6 puñaladas a la reina del Rally Costa Esmeralda, Denisse Carreño Bengochea.

Las inconformes reprochan que la defensa quiera valer ante el juez que analiza la causa, una presunta demencia para evitar su sentencia y sea enviado a un centro de reclusión para enfermos mentales.

El pasado 9 de abril, Rivera López,- quien es familiar de un magistrado-, atacó a su novia en su domicilio particular, ubicado en la Colonia Guadalupe Victoria de la agencia municipal de Santa Rosa asestándole al menos seis puñaladas en diferentes partes del cuerpo, huyendo de la escena del crimen; sin embargo, fue sorprendido por una patrulla de la policía local, haciéndose un corte de navaja a la altura de la tráquea, para simular que fue agredido.

Ayer las organizaciones feministas fueron recibidas por el gobernador Gabino Cué en su despacho, donde demandaron un alto a la violencia de género y condiciones de seguridad para las mujeres, luego de que en las últimas semanas crecieron los ataques y los casos de feminicidio en la entidad.

En las manifestaciones contra la violencia de género, han participado desde legisladores locales, regidoras, dirigentes sociales, activistas y hasta la ex directora del Instituto de la Mujer en el régimen del ex gobernador Ulises Ruiz, Norma Reyes Terán.

En tanto, Yesica Sánchez Consorcio para el Dialogo Parlamentario y la Equidad en Oaxaca, criticó la ineficacia de las instituciones encargadas de procurar justicia, que no está preparada para enfrentar la búsqueda de mujeres desaparecidas.

Indicó que el 5 de abril venció el plazo para que la Procuraduría de Justicia haga público los reglamentos para aplicar las alertas tempranas y protocolos de localización de mujeres desaparecidas.

Afirmó que en Oaxaca se está poniendo en evidencia el grado de violencia en contra de las mujeres, que está agudizado.

Recriminó que no se cuente aún en Oaxaca con los mecanismos de reacción inmediata para lograr la localización de mujeres víctimas de rapto o secuestro, “Hacen falta los proceso de alertas y protocolos que exige la ley recientemente promulgada”.

Oscar Rodríguez