23 de octubre de 2013 / 01:29 a.m.

Monterrey.- Maestros jubilados de la Sección 21 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación denunciaron que la homologación salarial para los docentes que se dio en 1992 todavía no se cumple por completo en Nuevo León pues a la fecha hay unos 12 mil maestros transferidos a la nómina federal que reciben menos de la mitad de la prestación de aguinaldo, lo que consideraron una discriminación.

La maestra Raquel Yañez Ramírez, en representación de sus compañeros dijo que ellos solo reciben 40 días por concepto de aguinaldo al final del año, mientras que los maestros estatales activos, los maestros transferidos en activo y los maestros jubilados reciben 90.

“A partir del 29 de febrero de 2012 la Suprema Corte de Justicia de la Nación determinó que este instituto (el ISSSTE) no tiene la obligación de complementar esta diferencia de 50 días y nos hemos visto en la necesidad de revalorar la situación y demandar a la Unidad de Integración Educativa a la sección XXI del SNTE”, refieren en un comunicado.

Del grupo de la Sección 21, en el año 98 interpusieron una demanda contra el ISSSTE y al ganarla lograron dicha homologación, sin embargo este beneficio no se obtuvo para todos.

Son ellos quienes ahora exigen al Gobierno del Estado, que es quien les paga a los demás esos 50 días extras, que les resuelva la situación y perciban las mismas ganancias que sus compañeros.

“Enseñamos lo mismo, trabajamos igual, enseñamos las mismas letras y números, porque hacen esta diferencia con nosotros”, cuestionó Yáñez Ramírez.

Luego de la protesta se les citó por parte del Gobierno del Estado en las instalaciones del ISSSTE ubicadas en la calle Degollado, en el primer cuadro de la ciudad de Monterrey.

Sandra González