10 de febrero de 2013 / 12:26 a.m.

Nayarit • Contrarrestando lo que consideran un ataque a sus derechos laborales por parte de los 20 presidentes municipales del estado de Nayarit al pretender disminuir las prestaciones de 75 días de aguinaldo a solo 60, de 27 a 15 días de pago por el día del burócrata y la desaparición de apoyos a la educación y fomento al deporte de al menos 9 mil trabajadores sindicalizados pertenecientes al SUTSEM, la mañana de este sábado en la capital Tepic se manifestaron en contra de estas políticas.

El 29 de enero, los presidentes municipales de filiación priista, panista y perredista de la entidad retaron al Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Estado y Municipios (SUTSEM) presentando ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje un contrato laboral para disminuir las prestaciones a trabajadores de confianza, bajo el argumento de que las finanzas de las administraciones se encuentran en crisis y les sería imposible cumplir con los compromisos.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público en su más reciente informe financiero señala en al mes de septiembre de 2012, la deuda total de los municipios nayaritas, asciende a 553.9 millones de pesos. Las mayores cargas financieras las tienen Bahía de Banderas que debe 238.8 millones de pesos y Tepic cuyos adeudos suman 175.8 millones de pesos.

Ante esta reacción de los alcaldes, el Sindicato convocó a sus agremiados a una manifestación por las principales calles y avenidas de la capital del estado para protestar por las políticas erróneas en materia laboral, al considerar que los presidentes municipales pretenden afectar la economía de las familias de los trabajadores y violentar sus derechos.

La mañana de este sábado alrededor de 9 mil trabajadores protestaron con pancartas y consignas en contra de los 20 alcaldes de la entidad, al señalar que no permitirán que se transgredan sus derechos y llegarán hasta las últimas consecuencias.

El entorno que enfrentaron los alcaldes al asumir el poder el 17 de septiembre de 2011 en medio de crisis política y económica no ha cambiado, continúan sin recursos económicos suficientes para sacar del atraso a sus comunas.

Desde 2009 los ayuntamientos sufren problemas financieros, las autoridades ya tenían conocimiento de requerimientos de cobro del IMSS, al no ver respuesta, por medio de la SHCP, procedieron a congelar las participaciones federales y liquidar los adeudos de los ayuntamientos por servicios otorgados.

Los 20 ayuntamientos del estado de Nayarit se encuentran viviendo con respiración artificial debido al hueco financiero por el que atraviesan derivado de deudas heredadas, malos manejos administrativos y falta de políticas de recaudación, consideró el economista y catedrático, Alfredo Castañeda Vázquez.

Las alcaldías además evaden el cobro por derecho de piso sobre instalación de postes y letreros a las grandes empresas, impuesto que se encuentra incluido en la Ley de Ingresos Municipal.

SALVADOR ARELLANO