23 de mayo de 2013 / 02:10 a.m.

Chilpancingo de los Bravo • Padres de familia de la escuela primaria federal Vicente Guerrero cerraron las puertas con cadenas para demandar que se venda comida nutritiva dentro de la institución y que cese el problema del bullying que sufren los alumnos en esa institución.

A las 7:00 horas, los padres de familia decidieron cerrar la institución pública para exigir mejorar la calidad de los alimentos que se venden al interior de la escuela primaria, ya que calificaron de chatarra lo que sus hijos compran para alimentarse.

En la puerta de la institución se colocaron cartulinas donde se leía: “No al bullying dentro de la Escuela”, “Exigimos solución”, “No alimentos Chatarra, Queremos comida saludarle”.

Los padres de familia pidieron que a la hora del receso se permita el acceso a las madres de familia, para que puedan llevarles a sus hijos alimentos preparados en casa, puesto que actualmente se introduce la comida por una de las bardas de la escuela.

El director de la primaria, Ramón Ramírez Solache explicó que los alimentos que se venden al interior de la institución son los que fueron aprobados por la Secretaría de Educación Pública (SEP), por lo que negó la venta de comida chatarra.

Indicó que el problema es que los padres quieren ingresar a la institución a darles el alimento a los alumnos y quedarse hasta que terminen, acción que no pueden realizar, pues dijo que el Consejode la institución negó dicha entrada.

Otra de las demandas de los padres de familia es que se cesen los casos de bullying, aseguraron que dentro de la institución los menores sufren este tipo de violencia. El director no negó que haya este problema, pero explicó que esta semana inicio un programa de conferencias y platicas dentro de la escuela para resolver el problema.

Expresó que el lunes comenzó la serie de pláticas en cada uno de los grados de la primaria, mientras que para hoy y mañana le corresponde a los grupos de sexto grado con lo que se concluirá con el programa que implementó la Secretaria de Educación Guerrero (SEG).

El director les invitó a que siguieran el procedimiento normativo para que se investigara con la SEG la venta de la comida chatarra, a pesar de que hace un par de semanas ya se había realizado.

 — ROGELIO AGUSTÍN