4 de julio de 2013 / 10:32 p.m.

Acapulco de Juárez • Habitantes de las colonias populares de la zona poniente de Acapulco, bloquearon parcialmente la Costera Miguel Alemán para demandar agua potable a través de pipas. Acusaron que el programa favorece a funcionarios del ayuntamiento, diputados locales y regidores.

Encabezados por la presidenta de colonos de la zona poniente, Marilú Saucedo Benítez, los enardecidos colonos exigían solución al desabasto de agua potable en más de la mitad del puerto de Acapulco, dijo hoy el primer edil de la comuna porteña Luis Walton.

Los inconformes, primero se manifestaron en el ayuntamiento porteño. Al no ser atendidos los colonos, se dirigieron a la estación de Bomberos y en seguida bloquearon parcialmente la franja costera en este destino turístico, para exigir agua potable en sus viviendas.

Los quejosos provenientes de al menos diez colonias asentadas en la zona poniente del puerto, por el rumbo de Pie de la Cuesta, tomaron las instalaciones de bomberos para exigir el envío de pipas con agua a sus domicilios.

Al mismo tiempo, acusaron directamente al titular de Protección Civil del municipio, Efrén Valdez Ramírez, de beneficiar con el reparto de agua a familiares, funcionarios, regidores y diputados.

"Ayer yo lo vi en el campus Llano Largo, lo abordé y le dije: presidente, cuándo le das solución a lo de las pipas, y me dice: están trabajando diez".

"Por eso estamos aquí, porque nos hemos llevado la sorpresa de que efectivamente hay pipas, que las está dirigiendo el señor de Protección Civil para los regidores, para los diputados, para los funcionarios, para los recomendados, y el programa social de los cerros para la gente pobre de Acapulco no ha llegado", reclamó.

En tanto, el funcionario aludido rechazó tajantemente la acusación, y aseguró que desde ayer se inició con el reparto de agua potable a través de pipas en todas las colonias del puerto, pero los inconformes pretenden que de forma exclusiva se beneficie a la zona poniente donde ellos viven.

"Así es, desde las 7:00 de la mañana del día de ayer iniciamos y ustedes se dieron cuenta, nos cerraron la garza, nos fuimos a la costera, a las tomas siamesas, a hacer las tomas y llenar nuestras pipas, y hoy nuevamente vamos a volver a iniciar, porque es una instrucción, la gente la está solicitando y pues tampoco vamos a cumplir caprichos", les respondió el funcionario municipal.

Los colonos inconformes advirtieron que permanecerían por tiempo indefinido en las instalaciones de bomberos, para impedir el llenado de pipas con agua potable, y que sean enviadas hacia lugares diferentes que no fueran sus domicilios.

JAVIER TRUJILLO