31 de enero de 2013 / 03:35 a.m.

Marcharon y bloquearon por casi una hora el bulevar de la zona Diamante del puerto, al considerar nulo interés de las autoridades federales por las consecuencias de esa obra.

 Acapulco de Juárez • Un grupo de restauranteros de Puerto Marqués, afectados por la construcción de la marina que realiza Grupo Mexicano de Desarrollo, marcharon y bloquearon por casi una hora el bulevar en la zona Diamante de Acapulco.

Los quejosos demandan a las autoridades estatales y del medio ambiente, les proporcionen los resultados del estudio de batimetría realizado por especialistas de la UNAM, por la desaparición de cien metros de la franja de playa.

De acuerdo con los inconformes, el estudio permitiría conocer las anomalías en las que incurrió el GMD en la construcción de la marina Majahua, que le permitiría resguardar más de 100 yates privados en la exclusiva zona turística de este puerto.

Al filo de las 11 horas, más de un centenar de restauranteros iniciaron una marcha de la glorieta de Puerto Marqués a las oficinas de la Promotora Turística de Acapulco, donde los inconformes bloquearon casi una hora la vialidad del aeropuerto al centro de la ciudad.

Iban encabezados por Adrián Deloya Álvarez. Los manifestantes exigieron que el director de Protur, Juan Salgado Tenorio, deje de engañarlos, ya que es la cuarta ocasión en que pospone la entrega de los estudios que realizaron investigadores de la UNAM, en la bahía de Puerto Marqués.

El asesor en materia ambiental del gobierno estatal, Leonel Lozano Domínguez, atendió en primera instancia a los manifestantes y les dijo que la máxima casa de estudios del país ofreció mandar el viernes las alternativas de solución al problema que enfrentan los restauranteros.

Incluso les ofreció que una comisión subiera a dialogar en privado con Salgado Tenorio; sin embargo, los marquesanos se negaron a esa opción y exigieron que todos participaran en la reunión con el funcionario.

Antes, los marquesanos arrastraron con una camioneta blanca una moto acuática que pretendían incendiar en medio del bulevar, pero desistieron de sus intenciones, ya que aseguran que la construcción de la marina Majahua afectó las corrientes marinas afectando a 26 restaurantes.

JAVIER TRUJILLO