15 de junio de 2013 / 05:23 p.m.

Unas 500 personas se congregaron hoy en los alrededores del estadio Nacional de Brasilia poco antes de la apertura de la Copa Confederaciones de fútbol para protestar contra el torneo y exigir la liberación de cuatro manifestantes detenidos.

"Libertad para los presos políticos", decía una de las pancartas esgrimidas por los manifestantes, que aludía a cuatro personas que fueron detenidas la noche de este viernes, tras haber participado en una manifestación contra el torneo a las puertas del estadio.

Hacia el lugar se dirigieron cientos de efectivos de un batallón de elite de la policía que iniciaron negociaciones a fin de que se ponga fin a la protesta, realizada en la Torre de TV de Brasilia, a alrededor de 500 metros del estadio donde más tarde los equipos de Brasil y Japón disputarán el partido inaugural del torneo.

Aunque parecieron deponer la protesta, los manifestantes se dirigieron luego hacia el estadio y lograron llegar frente a uno de los accesos, donde ya comenzaban a entrar las personas que asistirán al partido inaugural de la Copa Confederaciones.

La policía contuvo nuevamente la protesta y ha iniciado nuevas negociaciones para intentar dispersar a los manifestantes.

Agencias