10 de febrero de 2013 / 04:44 p.m.

Habitantes de la zona aseguran que una empresa privada tiene más de un año yendo a tirar escombro con más de 90 carreras al día y han afectado un área aproximada a las 10 hectáreas.

 

Monterrey.- Porque ya han arrojado cientos de toneladas de escombro y con ello taparon cañadas y arroyos, vecinos de la comunidad El Barro protestaron ayer por la mañana contra una empresa de la localidad.

Los vecinos del Fraccionamiento Campestre se reunieron para impedir el paso de camiones de la citada empresa privada, ya que aseguran que tienen más de un año yendo a tirar escombro con más de 90 carreras al día y han afectado un área aproximada a las 10 hectáreas.

Roberto Ábrego Morales, vecino del fraccionamiento, comentó que esta zona es parte del Parque Nacional Cumbres de Monterrey y se supone que es un área protegida.

“"Se trata de bloquear la entrada de camiones de la compañía Dycusa, que han venido a tirar mucho desecho y todos los escombros que están sacando de Valle Oriente los están viniendo a tirar aquí, al Barro, a la altura del Fraccionamiento Campestre, pero ya tienen más de un año y han hecho un daño ecológico tremendo. Entonces como no hay respuesta de las autoridades, los vecinos vamos a bloquear la entrada de los camiones.

“"No tienes una idea: son de 90 a cien camiones diarios y tenemos el registro desde hace un año; entonces taparon los arroyos, taparon las cañadas y el desastre ecológico ya está hecho, pero la catástrofe va a venir cuando todo ese escombro se deslave hacia la comunidad de El Barro"”, expresó.

Precisó que El Barro se ubica en los límites de los municipios de Monterrey y Santiago; sin embargo, el problema se presenta en la parte que toca a Monterrey.

Declaró que, aunque han solicitado información a diferentes autoridades, nadie les ha informado de qué proyecto se trata y la causa de tanto escombro.

“"Tenemos oficios y se ha entregado a Desarrollo Urbano, a Semarnat, a la Presidencia Municipal, a la Presidencia de Santiago y nadie ha hecho nada, entonces, pues hay algo ahí en contubernio o no sabemos qué, pero si las autoridades no hacen nada, nosotros tenemos que poner un cerco de protección.

“"Nos interesa que estén ustedes presentes para que den acto de fe a lo ocurrido y especialmente al daño ecológico que es tremendo: imagínate nada más cien camiones diarios en el lapso de poco más de un año y cada camión trae toneladas de escombro y de desecho"”, comentó.

RICARDO ALANÍS