2 de diciembre de 2013 / 10:55 p.m.

Monterrey.- En la Cabecera municipal de Hidalgo, Nuevo León nadie tiene escrituras de su casa, a pesar de que en la mayoría de los casos son propiedades que han pasado de generación en generación.

Un decreto expedido por Jorge Treviño Martínez, cuando era gobernador del estado, les expropió 848 hectáreas, incluido el centro del pueblo, pero tras una batalla legal, consiguieron ganar un amparo, y con ello el derecho a que les escrituren sus predios, lo cual convinieron con la anterior administración estatal.

En 1989 el entonces mandatario Jorge Treviño Martune promulgó el decreto 148 mediante el cual se expropio tanto la cabecera municipal como otras zonas para construir algunos parques Industriales, lo que dejo a los habitantes del municipio sin derechos legales para permanecer en sus casas.

Francisco López Salinas, abogado de los vecinos explicó que en el 2007 se dicto un incidente de inejecución de sentencia en la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, con lo que quedó invalidado el decreto estatal, y se llegó a un convenio con  el Gobierno para escriturar los predios que antes eran ejidales.

Los vecinos llegaron hasta la Explanada de los Héroes para pedir hablar con el Gobernador Rodrigo Medina, pues denunciaron que existen intereses privados que han impedido que la tramitación de sus escrituras se concrete, y con ello, la seguridad jurídica sobre sus viviendas.

FRANCISCO ZÚÑIGA