16 de mayo de 2013 / 12:27 a.m.

El titular de la SE dijo que estas reacciones son comunes cuando se generan cambios en los procesos de evaluación como el aprobado por el Congreso de la Unión.

Monterrey • Tras las manifestaciones de maestros disidentes por el centro de la ciudad, la Secretaría de Educación minimizó estas acciones al calificarlas de normales cada vez que se generan cambios en los procesos de evaluación.

José Antonio González, titular de la dependencia, aseguró que el grueso de los docentes del estado y sus dirigencias locales han mostrado una disposición favorable a la reforma educativa y todo lo que conlleva.

"Recuerden que tenemos 48 mil maestros, inquietudes normales que se presentan cuando hay procesos de renovaciones, de cambio, de modificaciones en algunos aspectos de las actividades que se realizan en un sistema educativo".

"Yo creo que aquí en Nuevo León se está preparado para ir implementado algunas de las acciones que están establecidas en las reformas y vamos a esperar a que se desarrollen todas las leyes secundarias (…) y que nos permitan con todas las reformas avanzar en la única intención de garantizar educación de calidad para todos", manifestó.

El funcionario precisó que los profesores y directivos de los planteles escolares llevan una convivencia ejemplar junto a los padres de familia y diariamente se presentan ante sus grupos, dando a entender que la entidad se encuentra libre de protestas como las de Guerrero ó Oaxaca.

Profesores agremiados a las secciones 21 y 50 que se encuentran en desacuerdo con la Reforma Educativa marcharon desde Colegio Civil hasta el Sindicato de Telefonistas para manifestar su rechazo al nuevo esquema de evaluación aprobado en el Congreso de la Unión.

LUIS GARCÍA