Juan José García 
15 de enero de 2013 / 12:56 a.m.

El mandatario del estado, César Duarte, indicó que serán un poco más de 100 mil los vehículos que se regularizarán.

 

Chihuahua • Con el fin de privilegiar la seguridad de la población del estado de Chihuahua, el próximo lunes se pondrá en marcha la regularización de poco más de 100 mil vehículos ‘chocolates’ que circulan en la entidad, anunció el gobernador César Duarte Jáquez.

“Gracias a una excelente coordinación con el gobierno federal, el próximo lunes dará inicio formalmente en las Recaudaciones de Rentas de los municipios del Estado, la regularización de los vehículos extranjeros”, expresó el mandatario.

Al informar esta medida que cuenta con el “visto bueno” de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automóviles (AMDA), advirtió que al concluir este programa no se permitirá la circulación de ningún vehículo que no esté debidamente identificado.

Duarte Jáquez puntualizó que mediante este proceso de regularización se darán garantías a las familias que cuenten con un vehículo en esas condiciones, ya que podrán circular con tranquilidad y la autoridad tendrá un mayor control vehicular.

“Vamos a iniciar el plaqueo y regularización de los vehículos con la verificación ambiental, y que todos aquellos que no traían placas, todos aquellos que traían su vehículo denominado chocolate o chueco, podrán regularizar su carro”, dijo.

Explicó que se ha llegado a un acuerdo con la federación, y de esta forma, se garantiza que no exista un fraude fiscal y con ello se logró bajar drásticamente los impuestos a menos de la mitad de lo que normalmente sería el costo de una regularización normal.

Durante la entrevista, saludó la promulgación de la Ley Federal de Víctimas: “fue una medida muy audaz del presidente Enrique Peña Nieto, dado que este tema había sido tabú y había quedado sólo en el discurso, observar a las víctimas de lejos”, destacó.

Aseguró que de esta manera, el presidente Enrique Peña Nieto cumplió la palabra empeñada con los mexicanos en lo relativo a las víctimas del secuestro y otros delitos.

“Lo dijo Javier Sicilia, lo más sagrado que un hombre tiene es su palabra”, acentuó el gobernador de Chihuahua.

No obstante, destacó, la Ley es perfectible, y el mismo secretario de Gobernación en la presentación (de la Ley) marcó la claridad que tiene el gobierno en los mecanismos que hay que perfeccionar, pero también era muy importante mostrar la voluntad política del Gobierno, en un tema que había sido tabú, añadió.