11 de junio de 2013 / 01:42 a.m.

Monterrey.- • La Procuraduría de Justicia afina el proyecto de construcción de un nuevo Servicio Médico Forense para el área metropolitana, que sustituya a las actuales instalaciones del Hospital Universitario.

Adrián de la Garza, procurador del Estado, explicó que la intención es incrementar la capacidad instalada y mudarse por completo a otro espacio que requerirá una inversión estimada en los cien millones de pesos.

"Este año tendría que quedar concretado el proyecto y si es posible la situación financiera, tener algunas otras instalaciones. Estimamos que sí, todo parece indicar que así es, nada más estamos en la parte del cierre del estudio técnico", señaló de la Garza.

"Lo que se tiene proyectado es nada más hacer el de Monterrey, ampliar el de Monterrey, que ya tiene muchos años ahí donde está, en el Hospital Universitario, a una capacidad que alcanza aproximadamente para almacenar 50 cuerpos; estamos proyectando triplicar esa capacidad en lo que es Monterrey y el área metropolitana", indicó el funcionario estatal.

Si bien el Semefo actual no presenta una saturación, De la Garza dejó entrever que a futuro las instalaciones del Hospital Universitario serán insuficientes, por lo que se hace necesario buscar opciones para prestar este servicio.

Indicó que se analizan tres proyectos: uno en la colonia Loma Larga, el segundo en el primer cuadro de Monterrey y el último en conjunto con la Universidad Autónoma de Nuevo León, pero de este no se reveló ubicación posible.

"De los proyectos que tenemos del Servicio Médico Forense para Monterrey y área metropolitana se siguen explorando nuevas posibilidades sobre ampliar o abandonar las instalaciones que se tienen en el Hospital Universitario."

"No hay una partida especial para eso, es inversión aparte. Del presupuesto que se tiene normalmente, hay partidas ya asignadas para gasto corriente y para inversión, en el caso del Semefo sería inversión extraordinaria", refirió.

Tras la apertura de instalaciones similares en la zona citrícola ayer por la mañana, Nuevo León suma ya cinco áreas para el confinamiento de cadáveres.

 

LUIS GARCÍA