Óscar Rodríguez
16 de agosto de 2013 / 11:43 p.m.

 

Oaxaca • El gobierno federal prevé la construcción de al menos cuatro rastros tipo inspección federal para Oaxaca, uno de ellos para la zona metropolitana, donde aún se practica la matanza clandestina.

El delegado de la secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, Manuel García Corpus, informó también que se ha iniciado un estudio y análisis de la situación ganadera para proyectar la construcción de los rastros a principios del 2014.

Los establecimientos se ubicarían en Pinotepa Nacional, Río Grande, la Cuenca del Papaloapan e Istmo de Tehuantepec y Valles Centrales, a efecto de darle valor agregado a los derivados de la ganadería, además de otros proyectos para fortalecer a dicho sector.

El funcionario federal dijo que Oaxaca se ubica en los últimos lugares de producción ganadera y pecuaria a nivel nacional.

Indicó que la baja productividad del campo se debe al abandono y la falta de una planeación adecuada de parte de autoridades e instituciones, pues los recursos no se han aplicado en los últimos años en tiempo y forma.

Por ello, dijo, se estima aplicar una inversión de 23 millones de pesos para fortalecer la crianza ganadera en el estado, pues existe un déficit de la producción ganadera.

Aclaró que este rezago se traduce en una raquítica producción de leche, por lo cual se tienen que adquirir sustitutos o productos en otros estados para cubrir la demanda.

Afirmó que “no se trata únicamente de fondos, sino de tener una buena planeación y diseño de las políticas públicas para lograr mejorar en el corto plazo la actividad agrícola y ganadera, donde aún somos deficitarios”.

Respecto a la repoblación del hato ganadero, en las regiones de la Costa, el Istmo de Tehuantepec, la Costa y el Valle se requiere el mayor número de cabezas para cubrir la demanda de alimentación de la población, para lo cual se estima erogar al menos 8.8 millones de pesos.

Dijo que se pretende incrementar el hato bovino y ovino nacional y derivados, prevenir el desabasto de becerros y de carne, promover la adquisición de tecnología para enfrentar efectos de eventuales sequías y contribuir a mejorar la productividad y rentabilidad de las empresas ganaderas.

Esto último, explicó, a través del apoyo a la inversión en equipamiento e infraestructura, en su componente de recursos genéticos, que se dediquen a la cría de ganado, con la participación de los productores para apoyar a las vaquillas gestantes de recría (lecheras, cárnicas y de doble propósito), así como a hembras púberes (ovinas y caprinas)”, enfatizó.

Destacó la participación de los productores de la Cuenca del Papaloapan, Costa del Pacífico y Valles Centrales en estos esquemas productivos e insistió que el objetivo es mantener las hembras existentes en el hato con la finalidad de impulsar el repoblación de los hatos bovino, ovino y caprino nacional, mediante la retención de vaquillas gestantes lecheras, cárnicas y de doble propósito, hembras púberes ovinas y caprinas, excedentes del reemplazo normal, en las unidades de producción pecuaria.

“Las ventanillas para los productores interesados estarán abiertas hasta el próximo 13 de septiembre”, precisó.

A pregunta expresa, indicó que la entidad oaxaqueña no ha registrado mayores problemas y menos aun alguna “alerta” por tuberculosis, brucelosis o influenza aviar, debido a la puntual atención e inspección del traslado de ganado y aves, a través de las casetas de sanidad que se encuentran en el territorio estatal.

Dio a conocer que de acuerdo al censo agropecuario del 2002-2011, Oaxaca cuenta con un millón 766 mil 208 cabezas.

De ellas, bovino para carne, un millón 745 mil 536 cabezas; bovinos para leche, 20 mil 672; porcinos, 689 mil 145; ovinos, 500 mil 169; caprino, un millón 208 mil 834; aves (carne y huevo), tres millones 474 mil 419; aves para carne, un millón 571 mil 578; aves para huevo, un millón 902 mil 841, y 106 mil 483 colmenas.