31 de marzo de 2013 / 02:41 a.m.

Santa Catarina.-   • Para evitar que nuevamente haya exceso de congestionamiento vial, como sucedió en la construcción de la joroba del bulevar Díaz Ordaz y la avenida Corregidora, el alcalde de Santa Catarina, Víctor Pérez, adelantó que, para el proyecto de paso a desnivel en Díaz Ordaz y 20 de Noviembre, aplicarán más vías alternas.

El presidente municipal dijo que esta nueva obra, que estará a cargo de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, iniciará su construcción dentro de tres meses, por lo que tienen tiempo para buscar vías alternas adecuadas.

El Par Vial de la zona norte de ambos municipios, la avenida Clouthier, los carriles laterales de Díaz Ordaz y la avenida Morones Prieto serían las alternativas viales mientras se construye esta obra, que tendrá un costo aproximado a los 120 millones de pesos, auspiciado por el gobierno federal.

"Tuve también una reunión con el delegado de la SCT, me dice que en un máximo de tres o cuatro meses inicia la construcción de la joroba, estamos en pláticas con ellos para prevenir, para que no pase lo que en su momento sucedió en la joroba, que está terminándose en Corregidora y Díaz Ordaz.

"Lo que queremos es preparar a la ciudadanía, preparar las vías alternas y, obviamente, hacer un llamado a tiempo para que no suceda lo que pasó con la otra joroba, entonces estamos en comunicación permanente con el delegado de la SCT y lo que queremos es que se termine lo másrápido posible y que tenga la menor afectación sobre los ciudadanos de Santa Catarina y García", declaró.

En octubre de 2012, la delegación estatal de la SCT, en ese entonces a cargo de Zeferino Salgado Almaguer, inició la construcción del paso a desnivel de Corregidora y Díaz Ordaz.

Aunque en un principio la obra llevaba muy buen avance y se estimaba que para enero terminarían los trabajos, cuestiones menores y la introducción al final de ductos de drenaje pluvial generaron rezago y fue hasta a mediados de marzo cuando los seis carriles en los dos sentidos de circulación se abrieron al tráfico vehicular, aunque en la parte baja del paso a desnivel aún continúan con labores de adecuación de retorno y aspectos del crucero.

Para construir esta obra se aplicaron opciones viales que fueron deficientes, por lo que, diariamente, durante los casi seis meses que duró la obra, el congestionamiento vehicular se generó por el bulevar Díaz Ordaz y por las vías alternas, como el Par Vial que conecta a Santa Catarina con San Pedro, así como por la avenida Morones Prieto.

RICARDO ALANÍS