7 de agosto de 2013 / 08:39 p.m.

Monterrey • Ante la preocupación de lo que considera una privatización disfrazada de Petróleos Mexicanos, el Partido del Trabajo, en una abierta oposición a esa medida, iniciará una serie de eventos como parte de “la defensa de la soberanía nacional”.

Guadalupe Rodríguez de Anaya, dirigente del PT; y el regidor de Monterrey, Asael Sepúlveda Martínez, expusieron lo grave que sería para el país que el Gobierno, encabezado por el Presidente Enrique Peña Nieto, impulse la reforma energética.

Anunciaron que este viernes 9 de agosto se llevará a cabo un Gran Foro de Discusión, en defensa de la Soberanía Nacional, recursos naturales y la economía familiar.

En ese evento participarán como ponentes el senador Manuel Bartlett Díaz, quien es militante priista y Alfredo Rahme.

El fundador del Partido del Trabajo, Alberto Anaya, será moderador de este foro.

Guadalupe Rodríguez de Anaya destacó que es lamentable que esté avanzando el propósito ya muy anunciado, que ha estado en el debate, pero con muy poco análisis y un entorno mediático abrumadoramente cerrado a favor de los interesados y promotores de la reforma energética.

“El PT se ha pronunciado desde años atrás, desde que hubo gobiernos federales que promovieron estas reformas estructurales; (Vicente) Fox por un lado, y (Felipe) Calderón por el otro, y no lograron cristalizar este propósito”, indicó.

Reconoció que ahora el PRI, con Peña Nieto en la Presidencia de México, lleva una gran ventaja porque a través del Pacto por México logró consensuar a nombre del país en una partidocracia autoritaria una medida que todos entienden será perjudicial para la nación.

“La reforma energética no es otra cosa que arrebatarle al país un recurso natural estratégico, en el que en este momento está fincada nuestra economía de manera importante y por eso hay quienes aseguran que se pretende despetrolizar la economía de nuestro país”, precisó.

Agregó la dirigente del PT que es de sobra conocido que el presupuesto del país para los rubros de educación, salud y programas sociales, dependen de la renta petrolera, de esas ganancias que generan inquietudes, sobre todo en el sentido de donde van a salir los recursos.

“Se imaginan, una empresa (Petróleos Mexicanos), que no ha sido eficiente por las corruptelas y desafortunados malos manejos, una empresa que pudiera generar grandes ganancias, si existiera una buena administración, y no las lacras que han dirigido tanto sindicales como gobierno a esta empresa en una forma desastrosa”.

Guadalupe Rodríguez de Anaya expresó que es mentira que esa privatización disfrazada que se pretende, vaya a ser eficiente y logre sacar al país de 30 años de una crisis económica muy severa.

“No hemos tenido crecimiento económico, ni ha existido gobierno en la alternancia en el poder, capaz de incrementar lo que para México sería un mayor beneficio para la población, pues continuamos en un estancamiento económico y con una crisis económica”, indicó.

Se opone el PT a que se despoje de la única vía que mantiene al país en un escenario de relativo bienestar y relativo equilibrio… la pregunta es “¿de dónde van a salir los recursos para las inversiones que se requieren para salud, educación y programas sociales?”.

 VÌCTOR SALVADOR CANALES