16 de junio de 2013 / 11:38 p.m.

 José Manuel de la Torre, técnico de la selección mexicana, consideró que su equipo pudo haber tenido una mejor fortuna en la derrota que sufrió 1-2 ante Italia, al tiempo que negó que su planteamiento haya sido defensivo.

"No es que haya sido defensivo, sino que es esperar, nada más, crear espacios, si hubiéramos sido defensivos no hubiéramos llegado ni una vez, hay que ser claros en esa situación, por lo que creo pudimos haber tenido una mejor fortuna todavía", dijo.

En conferencia de prensa, el estratega del "Tri" explicó que la idea fue la de esperar un poco al cuadro europeo y a partir de ahí encontrar los espacios para hacerles daño.

"Creo que nos enfrentamos a un gran equipo con buenos jugadores, sabíamos que debíamos contener y buscar en base a recuperar la pelota, buscar la espalda, el arribo de los medios y hacer daño, pero ellos hicieron valer condiciones individuales que al final hicieron la diferencia", dijo.

Aseguró que "el planteamiento fue, desde el inicio, esperar un poco al rival, que a veces puedas ir a apretar, como cuando cayó el gol se dio así, pero son momentos en que uno lo percibe y ejerce esa presión para poder hacerlo".

"Tuvimos muchas jugadas donde tuvimos imprecisiones en el pase y son peligrosas porque cuando sale la pelota de atrás abres al equipo y eso te hace vulnerable, esas jugadas no causaron estragos se recuperó el equipo, pero sí tuvimos esas imprecisiones, fue notorio", estableció.

Respecto de la salida de Javier Aquino y la entrada de Hiram Mier, una modificación con la que le ofreció por completo toda la iniciativa a la "squadra azzurra", el "Chepo" explicó que fue para taparles la llegada y no para intentar amarrar el empate.

"Nos estaban haciendo daño por el derecho y lo metimos a Mier porque tiene esa velocidad, adelantar a (Gerardo) Flores en su posición natural, como medio volante por derecha y corregimos esa posición, las principales llegadas de ellos fue por ahí y después ya no la tuvieron con ese cambio", declaró.

Finalmente, reconoció que el ánimo del grupo no es el mejor luego de este revés, principalmente porque, desde su perspectiva, el equipo había hecho méritos para salir con algo mejor en su debut dentro de la Copa Confederaciones Brasil 2013.

"Es indudable que a nadie le gusta perder y menos como se dio al final del partido, cuando se estaba con mayor control sobre el rival y teniendo la oportunidad de tener esos espacios para ir al frente".

"Por supuesto que el ánimo decae cuando pierdes contra cualquier rival y está en nosotros reponernos, es parte del juego, analizar los detalles con cada uno y con el grupo para enfocarnos ya en el partido de Brasil", sentenció.

La selección mexicana viajará este lunes a la ciudad de Fortaleza, donde el próximo miércoles medirá fuerzas con la "verdeamarela", que viene de vencer 3-0 a Japón.

Notimex