3 de febrero de 2013 / 08:31 p.m.

En medio de un sufrido final, el Puebla de La Franja mantuvo su ventaja para coronar su segunda victoria de la temporada al son de 3 por 1 sobre los Monarcas Morelia, que víctimas de sus propios errores, abrieron la puerta para que los dirigidos por Manuel Lapuente elevaran sus bonos en la clasificación general y en la tabla porcentual.

Aduana correspondiente a la jornada 5 del Clausura 2013 en la Liga MX, donde los de blanco y azul recuperaron la humildad mostrada en anteriores encuentros, lo que les permitió domar a un enemigo por de más complicado, que buscó desde el inicio pero sin la suerte que un conjunto necesita para llevarse la honra.

Tan es así, que un hierro al minuto 15 de acción por conducto de Joel Huiqui, fue suficiente para escribir la debacle de los purépechas, pues un despeje largo que salió de los botines del cancerbero camotero, Víctor Hugo Hernández, fue cabeceado al fondo por el zaguero visitante que no dio crédito al 1 por 0 en su contra.

Factor que cayó como un balde de agua helada en la estrategia de Rubén Omar Romano, que pese a todo, logró la igualada mediante el goleador chileno, Héctor Mancilla, que se vio favorecido con el servicio que Joao Rojas sirvió entre cuatro defensores para que el andino simplemente empujara el esférico que se tradujo en el 1 a 1.

Cifra que minutos después habría de inclinarse de nuevo hacia lado poblano, luego de que en un tiro de esquina Félix Borja colocó el 2 a 1, tras un primer intento de Segundo Castillo, que sobre la línea fue rechazado por Cristian Valdez, que la dejó a boca de jarro al ecuatoriano que no perdonó.

Si bien ambos clubes tuvieron par de ocasiones que no coronaron con los embates de Mancilla y Alberto “El Venado” Medina, respectivamente, el tanteador no se movió, dejando la victoria parcial para los de La Franja que se fueron con la satisfacción del deber cumplido hacia el descanso obligado.

Con la intención de no sólo mantener las tres unidades en la bolsa, sino de incrementar lo hecho, Lapuente hizo par de ajustes que a la postre habían de redituarle, siendo Diego de Buen y Matías Alustiza los que cumplieron con la encomienda de mantener a raya a los de la Monarquía.

Sin embargo, la misión no fue nada sencilla, pues si bien Alustiza llegó a inquietar a la defensa contraria con intentos serios de agitar las redes, ello no sucedió de manera inmediata, dando vida a los visitantes, que sobre la recta final, se fueron con todo al frente en su afán de llevarse al menos la igualada a casa.

Para buena fortuna de los blanquiazules, la única jugada clara por parte del Morelia se quedó con un remate al poste de Mancilla, lo que generó la total desesperación en los pupilos de Romano, que se vieron disminuidos tras la expulsión de Carlos Morales al 88, lo que el Puebla aprovechó.

Y es que en un contragolpe, cuando se jugaba la compensación, al 92, fue bien culminado por “El Chavo” Alustiza, que escapó por toda la pradera derecha, sacudiéndose la marca con un quiebre para sacar disparo cruzado que hizo enloquecer al respetable que festejó con todo el 3 por 1 final.

Frente a la impotencia total, Héctor Mancilla se hizo expulsar, cerrando este capítulo con la victoria angelopolitana y la debacle de los purépechas.

Edgar González