Agustín Martínez 
26 de julio de 2013 / 10:03 p.m.

 

Monterrey.-   • Espectacular, es el puente más largo del estado de Texas.

Se trata del Puente de la Reyna Isabel, que une la pequeña ciudad de Puerto Isabel con el centroturístico de la Isla del Padre.

Es el acceso para más de 40 mil turistas, locales, nacionales y extranjeros, que cada año dejan una derrama económica de aproximadamente un billón y medio de dólares.

Esta importante obra de ingeniería fue construida en 1954, aunque en 1974 se reconstruyó un nuevo puente más moderno y seguro.

En septiembre de 2001, una embarcación se estrelló contra la estructura y derrumbó parte de la misma, perdiendo la vida ocho personas.

Durante dos meses no hubo actividad económica en la Isla del Padre, y los pocos habitantes tenían que transportarse en pequeños barcos hacia Puerto Isabel para trabajar, estudiar o comprar alimentos.

El Puente de la Reina Isabel conecta con la única avenida de la isla: el Bulevar del Padre, donde existe todo tipo de negocios para bien de los turistas.

Hay tiendas que se especializan en la venta de souvenirs y accesorios para la playa, como Extreme, uno de los más concurridos.

En esa misma arteria está el local Island Surf, que renta bicicletas, motos y carros de golf, en los que los visitantes podrán recorrer las tranquilas calles de la ciudad.

Estos son, además de la playa, algunos de los atractivos que están al alcance del turismo gracias al Puente de la Reina Isabel, el más grande del estado norteamericano de Texas.