15 de mayo de 2013 / 06:37 p.m.

Monterrey • Comerciantes que fueron desalojados durante la madrugada de los bajos del Palacio Municipal de Monterrey, cuando realizaban una huelga de hambre, regresaron este mediodía para protestar y exigir hablar con la alcaldesa Margarita Arellanes.

Con pancartas y gritando algunas consignas, los puesteros exigieron a la autoridad municipal una respuesta del porqué fueron tratados con violencia por parte de los policías cuando fueron desalojados.

Asimismo, exigen que se les deje trabajar y les resuelvan cuanto antes la reubicación, ya que aseguran es la única fuente de ingreso que tienen para mantener a sus familias.

Mientras que las autoridades dan respuesta, los comerciantes informales de la calle Morelos se mantienen en los bajos del Palacio externando su inconformidad por las acciones que ha implementado el municipio.

REDACCIÓN CON INFORMACIÓN DE IRAM OVIEDO