24 de mayo de 2013 / 12:51 p.m.

México• La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) informó que la bebé de cuatro meses que sobrevivió tras ser arrollada por un convoy del Metro en la estación Puebla fue entregada a su abuela, quien reclamó la custodia.

María de Lourdes Pulido Rojas, abuela del bebé, llegó al Hospital Pediátrico de Legaria y se sometió a entrevistas psicológicas y estudios socioeconómicos. Además, esperó los resultados de genética que les practicaron a su hija Leslie Haidée Robles Pulido y a su nieta para comprobar el parentesco.

También entregó el acta de nacimiento de su hija, comprobantes de domicilio y el certificado de alumbramiento que guardaba Leslie cuando la menor fue registrada, a los cuatro meses.

Los médicos atendieron a la niña de los golpes que sufrió al caer a las vías del Metro, y de acuerdo con el diagnóstico sufrió un traumatismo craneoencefálico que no ponía en riesgo su vida.

“La fiscal central de Investigación para la Atención de Niños, Niñas y Adolescentes, Margarita Maguey Neria, en presencia del director del Hospital Pediátrico de Legaria entregó a la menor a su abuela, una vez obtenida el alta médica”, informó la procuraduría capitalina.

El suicidio de Leslie Haidée sucedió la noche del pasado 16 de mayo en la estación Puebla, del Sistema de Transporte Colectivo Metro, cerca de las 19:00 horas. Con su hija en brazos, la mujer deambuló por casi dos horas en los pasillos hasta que finalmente decidió aventarse al paso del convoy.

Cuando las autoridades inspeccionaron el lugar se dieron cuenta que la bebé había sobrevivido porque su madre la protegió con su cuerpo. Una vez que la víctima fue reconocida en el Instituto de Ciencias Forenses, su la madre de la víctima advirtió a las autoridades de que hija padecía esquizofrenia desde los 17 años.

La abuela señaló que su estado emocional se agravó ante los problemas que tenía con su pareja sentimental, quien la abandonó junto con su hija. Fue entonces que decidió vender zapatitos tejidos en los vagones del Metro, donde finalmente murió.

LETICIA FERNÁNDEZ