23 de marzo de 2013 / 02:03 p.m.

Monterrey • De milagro un joven conductor se salvo de morir, pues durante esta madrugada destruyó el automóvil en el que viajaba, tras chocar contra una viga de acero en la avenida Ignacio Morones Prieto, en Monterrey.

El reloj marcaba las 3:30 de la madrugada, cuando Edgar Alán Lara Soto de 32 años recorría esta avenida a exceso de velocidad, en un automóvil Jetta en color blanco con las placas de circulación SLZ 8928.

Tras salir del paso a desnivel que cruza el puente Cuauhtémoc, perdió el control y chocó contra el camellón central, esto hizo que virara bruscamente el volante y el automóvil se dirigió a una viga de acero que sirve para sostener los postes con cables de alta tensión que se encuentra ubicado a la altura de la calle Veracruz.

El golpe fue brutal y justo del lado del conductor, la viga de acero no resistió el fuerte impacto y se dobló, esto provocó que el motor del automóvil saliera del vehículo y quedara aproximadamente a un metro del vehículo destrozado.

Al llegar los paramédicos y ver las condiciones en las que se encontraba el automóvil, sobre todo del lado del volante, pensaron que la persona había tenido un final fatal, pero cual fue su sorpresa al ver a Edgar Alán con vida y quejándose de los golpes que presentaba.

Rápidamente se solicitó el apoyo del equipo de rescate urbano para poder liberarlo y trasladarlo a un hospital para su pronta atención.

Este accidente provocó que la vialidad de esta avenida se viera afectada por varias horas, ya que los cables de la viga, quedaron a poca distancia del piso, lo que impedía el paso de los vehículos.

FRANCISCO JAVIER CANTÚ