6 de octubre de 2013 / 11:48 p.m.

Riquelme lo disfrutaba. Juan Román sabe que pudo ser la última vez que juega en cancha de River y sale brincando, saludando a la tribuna que le grita de todo, lo puteaban, mientras que el 10 Xeneize da entrevistas luego de la victoria.

Boca no fue mejor, pero ganó un partido bravo. River generó más y no se lleva ni el punto. Hay fiesta en la mitad del país y los Xeneizes se llevan un duelo trabado, donde una genialidad les da el triunfo en el juego más importante del año: River Plate 0, Boca Júniors 1.

El resumen del primer tiempo tiene dos lecturas y muchas emociones. Difícil hacer un análisis. River Plate puso todo menos el gol. Boca Júniors estuvo lejos de su mejor versión, por momentos se perdía detrás del balón, pero tuvo la claridad suficiente durante 15 segundos necesarios para marcar un tanto.

La primera fue para el lateral derecho millonario Gabriel Mercado, quien disparó a las manos de Orión, quien dio rebote y en el contra remate de River, el portero boquense evitó el gol.

El partido fue en sus primeros 45 minutos para el ex Cruz Azul Teófilo Gutiérrez quien abría la cancha y siempre encontraba de socio a su compatriota Carlos Carbonero y a Manuel Lanzini, el juvenil 10 de River.

Hasta el minuto 20, la visita sólo tuvo una mediante un tiro de Sánchez Miño quien no puso en apuros al portero Barovero.

Pese al dominio que parecía abrumar, llegó el gol Xeneize. Fernando Gago aprovechó un error de Gabriel Mercado y todo cambió para los locales. Gago la abrió para el Burrito Martínez quien mandó un balón a ras de pasto y Gigliotti le ganó la posición a Maidana para adelantar a los bosteros.

Tras el gol River no perdió el rumbo y buscaba a toda costa, pero ni cosquillas le hacían a Agustín Orión y así se fue el primer acto.

Para el complemento, Ramón el Pelado Díaz mandó a Leonardo Ponzio a la cancha y sacó a Maidana, pero la primera de gol fue para Boca cuando al minuto tres el Burrito Juan Manuel Martínez, quien ha sido pretendido por Rayados de Monterrey, disparó al poste derecho de Barovero.

River intentaba por la vía cafetalera Teo Gutiérrez y Carbonero, pero una cosa es tener la pelota y otra es hacer el gol. Por Boca sorprendió que saliera de la cancha Juan Román Riquelme por una molestia en su rodilla derecha que le impidió seguir en la cancha.

 

SE DESINFLAN

 

Con el paso de los minutos River Plate se difuminó. Cambió el juego en espacios cortos por pelotazos sin ton ni son. La dupla colombiana se cansó y Boca se dedicó a administrar la riqueza y apostar por jugar a la contra y tratar de tomar uno a uno a Leo Ponzio y a Gabriel Mercado.

De tantos balonazos uno tenía que salir para los Millonarios. Centro medido para el uruguayo Mora quien de cabeza remató directo al poste ante un Orión vencido. La más clara del partido fue para el atacante de River quien entró de cambio para el complemento y no pudo hacer bueno el movimiento del Pelado Ramón Ángel Díaz.

La última del partido fue de cabeza para Teo Gutiérrez, pero el remate fue directo a las manos de Orión quien se agrandó a lo largo del partido.

River no pudo y se quedó en blanco, lejos del líder del torneo, mientras que Boca le pisa los talones a Newell's que marcha como candidato.

Jesús Hernández