9 de marzo de 2013 / 11:30 p.m.

Monterrey.-   • Luego de que personal del área de Alcoholes del municipio de Monterrey colocara sellos de clausura en el bar El Catrín, dos personas se quedaron encerradas en el interior del establecimiento.

Abel Ocañas, representante legal del negocio ubicado en la calle Filósofos 215 y Av del Estado, en la colonia Tecnológico, manifestó que los sellos fueron colocados alrededor de las 12:30 horas de este sábado, pero los funcionarios municipales no avisaron que colocarían los mismos y no se percataron de que en el interior habían dos trabajadores.

Ocañas comentó que una empleada, a quien identificó como doña Elo, de 50 años de edad sufre de claustrofobia y se ha desmayado en dos ocasiones, y está acompañada de Enrique Quintana de 33 años de edad.

Dijo que los sellos no se pueden romper, pues se meterían en un problema penal y el castigo sería de seis años de prisión, por lo que urgió a las autoridades municipales a que quiten los mismos y dejen salir a sus empleados, quienes comenzaron a trabajar desde las 9:00 horas y ya llevan más de tres horas sin poder salir desde la clausura.

Incluso ya arribaron al lugar una unidad de Fuerza Civil, otra de la Policía estatal y una patrulla de la Policía Municipal, además de una ambulancia de la Cruz Roja, pero no pueden hacer nada hasta que se quiten los sellos que tienen fecha del dos de marzo, no del día 9.

El representante legal está esperando la llegada, además de personal de la Dirección de Alcoholes municipal, de representantes de la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

MARILÚ OVIEDO