3 de julio de 2013 / 02:03 a.m.

Guerrero • Los pueblos de Oxtotitlán y Tlajocotla, pertencientes a Teloloapan, están casi vacíos, la mayoría de sus habitantes los abandonaron para evitar ser víctimas de las bandas de delincuentes que operan en la zona.

Ignacio de Jesús Valladares Salgado, presidente municipal de Teloloapan, sostuvo que la migración por el fenómeno de la violencia existe y que en algunos casos resulta alarmante.

Indicó que no hay pueblos que estén completamente abandonados, pero sí algunos en donde los habitantes prefirieron alejarse ante los constantes enfrentamientos entre grupos del crimen.

Sostuvo que hay familias completas que salen de sus municipios hacia otros, los que pueden incluso se van hacia el extranjero.

Netzahualcóyotl Bustamante Santín, titular de la Secretaría del Migrante y Asuntos Internacionales, dijo que desconoce las cifras de personas que emigran por el fenómeno de la violencia; sin embargo, destacó que los alcaldes tienen el pulso real de lo que ocurre.

Valladares comentó que los movimientos de ciudadanos ahuyentados por la inseguridad se registran principalmente en Teloloapan, Apaxtla y Cuetzala del Progreso.

En el caso de Teloloapan, indicó que Tlajocotla y Oxtotitlán, ubicados en la ruta que va hacia la sierra, es donde se registra el mayor abandono.

Los poblados no están completamente solos, pero asegura que ya poco les falta.

En Tlajocotla, los habitantes hace un mes organizaron un grupo de autodefensa; sin embargo, optaron por desintegrarlo ante la salida del municipio de varios de sus integrantes y el temor a sufrir represalias de parte de los grupos delictivos.

ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN