14 de enero de 2013 / 10:06 p.m.

Ubaldo Arturo González Villarreal narró la forma en que ocurrieron los hechos, donde la novia del ahora occiso resultó lesionada cuando los uniformados de Santa Catarina presuntamente los confundieron con delincuentes.

 

Monterrey • Ubaldo Arturo González Villarreal, hermano del estudiante de FIME acribillado por policías de Santa Catarina el pasado sábado, pidió justicia ante los lamentables hechos.

El joven describió a su familiar como una persona a la que le gustaba estudiar, trabajar y ayudar a los demás.

"Una persona de corazón, él dejaba todo por las personas que quería, siempre trataba de ver por los demás, era buen estudiante, muy trabajador, daba todo de él".

Indicó que el estudiante de 20 años y aficionado Tigre, anhelaba terminar su carrera para seguir trabajando en el área de producción en la empresa donde laboraba, además de que quería ser como su papá.

Ubaldo Arturo informó que al momento de los hechos, el joven universitario, con domicilio en Cumbres, se dirigía a dejar a su novia Gladys Soto a su casa en Santa Catarina.

"Estaban en el rumbo de Santa Catarina, iban saliendo de una fiesta e iban a dejarla a su casa, y ven que pasa una patrulla con las luces apagadas, entonces mi hermano le comenta a ella ‘se me hace muy raro que pase una patrulla es estas horas, con las luces apagas y muy despacio’, entonces ven que la patrulla los empieza a seguir.

"Mi hermano vio peligro, trató de protegerla y él siguió avanzado, la camioneta al parecer lo siguió por tres cuadras, mi hermano nervioso, preocupado por su novia, por él, huyó, trató de llegar a la casa de la muchacha para ponerla a salvo".

Explicó que durante las maniobras para ponerse a salvo, chocó contra una camioneta y fue ahí cuando los empezaron a rafaguear.

“Mi hermano le gritó ‘al suelo’ (a su novia), la aventó hacia la parte de abajo, mi hermano la cubrió con sus brazos, con su cuerpo hasta el último momento, hasta la última bala que ella escuchó, ella nada más sintió un ligero rasguño en los brazos, al parecer una bala.

"Dice Gladys que ya no lo sintió, ya no estaba cubriéndola, donde se levantó ella ve a mi hermano recargado en el asiento, con balazos en el pecho, en la pierna y le salía sangre por la oreja, ella no se había percatado que los policías le habían disparado en la nuca, en ese momento Gladys sale del carro y los policías le gritan que porqué estaban huyendo, ella dice qué les ocurren por qué disparan, somos una pareja, me está llevando a mi casa, por qué nos disparan".

Mencionó que tras lo anterior, la joven volvió al carro y le pedía a Adrián Javier que se tranquilizara que la ambulancia ya iba por él. El joven murió en los brazos de su novia.

El hermano de Adrián Javier aseguró que ninguna autoridad se ha acercado a ellos para decirles que pasará con los culpables y no les han brindado apoyo.

Redacción