18 de octubre de 2013 / 12:28 a.m.

El entorno que envuelve a la Selección Mexicana ha hecho que se olvide un poco de que hoy arranca la fecha 14 de la Liga MX, León le da apertura y tiene un duro partido contra Querétaro en La Corregidora.

La visita del cuadro guanajuatense a la ciudad del acueducto es de alto riesgo, tanto en el foco rojo que hay en las gradas, como las consecuencias que puede traer en la tabla de posiciones a ambos equipos.

"Es un juego clave, si ganamos nos alejamos de algunos equipo y nos colocaríamos en la posición que queremos y cerca de lo que estamos buscando (liguilla y Libertadores)", dijo el mediocampista esmeralda, Elías Hernández.

Y es que actualmente el León está en el segundo sitio con 25 puntos, y le siguen cuatro conjuntos con 2 puntos de diferencia, es decir, si los verdes pierden corren el riesgo de caer al sexto puesto y por ende salir de la zona de Libertadores. Si gana, asegura una semana más en el subliderato.

Mientras que Querétaro necesita sumar al menos un punto hoy, pues corre el riesgo de salir de la zona de calificación.

Además de que para Elías Hernández este es "es un juego de mucha garra, de mucha entrega. Querétaro es un equipo que juega bien, está en su cancha, con su gente, es un partido bastante atractivo, no se da ningún balón por perdido. Tenemos que hacer un partido inteligente y no bajar los brazos en ningún momento".

Asimismo, el "Patrullero", espera que el mal resultado del tricolor, no afecte en el ánimo de los Seleccionados.

"Esperemos que no afecte, los compañeros vienen, primero que todo, cansados por el esfuerzo que se hizo, anímicamente no tan bien como se esperaba. Aquí el grupo los apoyará el cien por ciento para hoy hacer un buen partido", finalizó, Hernández, quien también invitó a olvidar lo que pasó con la Selección Mexicana y concentrarse en los dos juegos contra Nueva Zelanda, y aprovechar esa oportunidad.

Francisco Vela