25 de febrero de 2014 / 07:57 p.m.

TOKIO.- Una importante bolsa de intercambio de bitcoins se declaró en bancarrota después de acumular secretamente pérdidas catastróficas, dijeron el martes otras empresas que comercian la moneda virtual, un golpe fatal para el futuro de la exótica divisa.

La página web de Mt. Gox, con sede en Tokio, aparecía en blanco el martes. La desaparición del sitio siguió a la dimisión el domingo del director ejecutivo de Mt. Gox Marcos Karpeles, de la junta directiva de la Fundación Bitcoin, un grupo que busca la legitimidad de la moneda. Previamente se había impuesto una prohibición a esa bolsa a principios de mes.

Miembros prominentes de la comunidad Bitcoin —entre ellos el servicio Coinbase, con sede en San Francisco, y la bolsa china BTC China— trataron de apuntalar la confianza en la moneda diciendo que el colapso de Mt. Gox fue un caso aislado de mala administración. Dijeron que había abusado de la confianza de los usuarios, pero no dio detalles sobre cómo ocurrió tal abuso.

"Como en cualquier nueva rama económica, hay ciertos malos actores que deben ser eliminados y eso es lo que estamos viendo hoy", dijo el comunicado.

Documentos supuestamente filtrados de la compañía muestran la magnitud del problema.

Un "Proyecto de estrategia en caso de crisis" de 11 páginas y publicado en el blog del empresario y entusiasta de los bitcoins Ryan Selkis dice que desaparecieron 740 mil bitcoins de Mt. Gox, lo que significa pérdidas equivalentes a cientos de millones de dólares, aunque las cifras son confusas dada la extrema volatilidad de los bitcoins.

"A riesgo de parecer hiperbólico, esto podría ser el final de bitcoin, al menos para la mayoría de la gente", dijo el borrador.

En una entrada en su blog, Selkis dijo que una "fuente confiable" le entregó el documento y que varias personas cercanas a la compañía han confirmado las cifras.

Contactado por teléfono, declinó hacer más declaraciones. El gobierno japonés, por su parte, no ha anunciado ninguna investigación formal.

El escándalo podría costarle muchos clientes preciados a esta moneda virtual.

En la torre de oficinas en Tokio que aloja a Mt. Gox, el comerciante de bitcoins Kolin Burges dijo que él había instalado un piquete de protesta desde el 14 de febrero, después de volar desde Londres, con la esperanza de recuperar 320 mil dólares que invirtió en bitcoins con Mt. Gox.

"Puedo haber perdido todo mi dinero", dijo Burgess, junto a carteles donde pregunta si Mt. Gox está en bancarrota. "No ha minado mi confianza en el bitcoin, pero sí ha minado mi confianza en las bolas de bitcoins", añadió.

AP