23 de septiembre de 2013 / 10:16 p.m.

El defensa Rafael Márquez no teme asumir el rol de líder en la selección mexicana, uno de los aportes que espera tener con el equipo de cara a los dos partidos decisivos del hexagonal final de la Concacaf, frente a Panamá y Costa Rica.

"Todo mundo me conoce cómo soy, la exigencia que impongo al tratar de trabajar en los entrenamientos y en los mismos partidos, quizá ese mote ("El Patrón") me lo he ganado en base a mi carácter, así que es lo que intentaré hacer", dijo.

Aceptó, sin embargo, que no solo dependerá de él lo que haga o deje de hacer el "Tri" y señaló que hay que ser conscientes que solo el trabajo colectivo es lo que los sacará adelante.

"No hay que equivocarnos en eso, esto es un deporte en conjunto y somos importantes los que estemos, todos deben poner su granito de arena si no esto no funciona", estableció.

Finalmente, destacó que no tienen la posibilidad de cometer algún tipo de equivocación, ya que todo se jugará en primera instancia ante Panamá y posteriormente, de salir con el triunfo, ante Costa Rica.

"No hay margen de error, es matar o morir, es lo que hay, hay que buscar esos tres puntos que nos puede dar más motivación, ilusión por conseguir lo que queremos. Queremos ir todos al Mundial pero queremos enfocarnos en el buen trabajo que queremos mostrar el día 11", sentenció.

Notimex