3 de julio de 2013 / 09:17 p.m.

El lateral brasileño Álex Sandro desea realizar una buena temporada en el Oporto para volver a ser llamado por la "canarinha", mientras que con su club la prioridad del defensa es revalidar el título de Liga.

"Ya fui llamado -con la selección- y quiero volver", aseguró hoy en rueda de prensa el futbolista, quien ha dejado de entrar en la lista de convocados desde la llegada de Luiz Felipe Scolari al banquillo en sustitución de Mano Menezes, el pasado mes de noviembre.

El defensa brasileño, que se incorporó esta semana a la pretemporada de los "dragones", se mostró ilusionado con la posibilidad de que su compatriota Bernard, mediapunta del Atlético Mineiro, sea fichado por el Oporto, tal y como se rumorea en Portugal durante las últimas semanas.

Álex Sandro elogió a su compatriota por considerarlo un "excelente jugador" y destacó su actuación durante la Copa Confederaciones, en la que demostró un "futuro brillante".

El defensa llegó al actual campeón de la Liga portuguesa hace dos años procedente del Santos brasileño a cambio de 9,6 millones de euros, con el que la pasada temporada despuntó de forma notable, convirtiéndose en un fijo en el "once".

El futbolista, de 22 años, deberá ahora convencer a su nuevo técnico, Paulo Fonseca, quien sustituye en el conjunto blanquiazul a Vítor Pereira, para jugar con regularidad y tener opciones de volver a vestir la camiseta de la "canarinha".

En la selección debe luchar por un puesto con Marcelo, lateral zurdo del Real Madrid, que en la Confederaciones rayó a un gran nivel.

Sobre el regreso al Oporto del uruguayo Jorge Fucile tras su cesión al Santos brasileño, Álex Sandro se mostró confiado en mantenerse como titular pese al aumento de la competencia.

"Fucile va a ayudar mucho al Oporto, pero yo voy a continuar haciendo bien mi trabajo y después que escoja el entrenador", aseveró.

EFE