25 de julio de 2013 / 08:11 p.m.

"La posición estaba clara, la realidad es que no tuve la lucidez de hacer jugar a mis compañeros y esa es responsabilidad mía, no hay vuelta que darle, hay que tratar de mejorar y cambiar la imagen.

"Fue un partido malo, se jugó mal en lo individual y en lo colectivo y se perdió, hay que hacer autocrítica pensar en mejorar en lo inmediato, porque hay que cambiar la imagen que se dejó porque fue muy mala", reconoció Pizarro.

Aseguró que las derrotas ayudan a mejorar y remarcó la importancia de borrar la mala imagen que se dejó en este primer encuentro.

"Cada derrota da la oportunidad de hacer una autocrítica y se mejora más en las derrotas que en la victoria, hay que hacerla, tratas de puertas adentro mejorar lo que hicimos por la imagen que se dejó y esperemos que sirva todo esto para lo que viene", aseguró.

Confesó que se encuentra aún lejos de lo que el puede aportarle a Tigres.

"El partido de ayer muy lejano en lo individual y en lo colectivo, pero esperemos que de a poco vaya encontrando el nivel, el ritmo de juego y se pueda mostrar mi mejor versión, pero más allá de eso creo que Tigres no merece la imagen que se dejó ayer", señaló.

Cabe mencionar que debido a una sanción que viene acarreando desde Argentina, Guido Pizarro no podrá ver acción ante Pachuca por lo que podría reaparecer, al menos en la banca felina, en la fecha tres la próxima semana ante los Monarcas Morelia.