7 de junio de 2013 / 07:41 p.m.

El delantero argentino Ángel Di María externó su deseo por permanecer en el Real Madrid donde se siente a gusto, además de la identificación que ha logrado con los aficionados.

"Entre el presidente y el técnico que llegue deben decidir si me tienen en cuenta o no", expresó refiriéndose al dirigente del club, Florentino Pérez, y a la probable llegada del técnico italiano Carlo Ancelotti, como sucesor del portugués José Mourinho.

De cara al encuentro de su selección que se medirá este viernes ante Colombia por las eliminatorias sudamericanas, el extremo izquierdo de 25 años de edad fue entrevistado por el diario argentino "Olé", en la que habló de la salida de Mourinho.

"Sentí mucha tristeza cuando supe que se iba del club. Cuando un entrenador como él deja una institución no es lindo para nadie. Pero buscó su felicidad y su futuro en otra parte, y ojalá que le vaya bien. Soy un agradecido a Mourinho y creo que él también se llevó una buena imagen de mí".

Di María también se dio tiempo para hablar de su selección y de la importancia que tendrá su compatriota Lionel Messi en el Mundial de Brasil 2014. "Todos quisieran tener a Leo, y sabemos que él puede marcar la diferencia en cualquier momento, aunque el resto también cuenta con sus figuras".

No descartó que la albiceleste tenga una prueba difícil al enfrentar a grandes favoritos, "Los alemanes están muy bien, España también y Brasil es el local. Las potencias siempre aparecen. Estamos convencidos de que vamos a entrar al Mundial y no vemos la hora de llegar a esa final tan esperada por todos los argentinos".

"Desde que empezaron las eliminatorias quiero tener una oportunidad para cambiar la imagen que dejé en Alemania, ojala que en Brasil pueda revertir la historia".

Por último, Angel Di Maria hizo breve análisis sobre su rival de esta tarde, la Selección Colombiana.

"Mejoraron muchísimo en todo sentido, tienen jugadores de renombre como Radamel Falcao que pasa gran momento. Encontraron la forma de jugar con la llegada del técnico (José) Pekerman y no va a ser fácil".