22 de febrero de 2013 / 01:18 a.m.

El pasado sábado ante Cruz Azul, Ángel Reyna marcó su primer gol como jugador de Pachuca que sirvió para festejar junto a Darío Carreño al estilo de la lucha libre mexicana.

Ahora ya prepara nuevas celebraciones para futuras anotaciones. "A mi me agrada mucho, ya tenía ganas de realizarlo aquí en Pachuca y ahora estamos preparando unos nuevos festejos bonitos, los dejo con la duda hasta que Dios me de oportunidad, después que meta goles ya lo verán".

El número once de los tuzos explicó el porqué realizar esa acción tras conseguir hacerse presente en el marcador.

"Tengo muchos amigos luchadores de toda la vida, de mucho tiempo atrás como Rey Mysterio, Místico, Gladiador, Shocker, Doctor Wagner a Volador que es uno de mis ídolos, la verdad conozco a bastantes, primero fue dedicado a ellos porque son grandes amigos, personas y es un gran deporte, a Darío también le gustan las luchas y una vez jugando así salió y lo practicamos unos días antes y salió".

Para Ángel Reyna, en los últimos años se ha perdido la espontaneidad en los festejos, por lo cual pide no castigar estas acciones y dejar al jugador que celebre como mejor le plazca pero siempre siendo respetuosos.

"Cada quien, pero lo importante es festejar los goles y también que nos dejen festejarlos, es lo bonito del futbol, creo que se debería de dejar festejar como uno quiera, es el clímax del futbol, siempre con respeto pero también no hay que ser tan tajantes y cerrados, por ahí no va, nuestro futbol necesita un poco de libertad sana, el futbol es alegría, es vida, es tener creatividad, hay que dejar que el futbolista se saque algo de la chistera y haga lo que quiera".

Daniel Garnica