11 de junio de 2013 / 12:32 a.m.

El centrocampista Luis Ernesto Pérez dijo hoy que trabajará a tope para llegar a un alto nivel futbolístico y ser un jugador importante para Querétaro, en el Torneo Apertura 2013 de la Liga MX.

"Mi compromiso es el trabajo, yo siempre he sido un jugador al que le gusta el trabajo, la honestidad, el ser leal y obviamente ser confiable para mis compañeros, para la institución y para el cuerpo técnico", dijo.

Declaró que "me siento contento por estar aquí y con muchos deseos de poder hacer bien las cosas y llevar a este equipo a cosas importantes. En este momento fue una buena decisión para mí y una buena revancha el poder venir acá y demostrar haciendo bien las cosas".

"Es importante el poder prepararme bien en la pretemporada para estar al cien por ciento y llegar hasta el nivel que quiero y poder demostrar que puedo ser importante".

Observó que Gallos Blancos "es un proyecto interesante, con una directiva seria y un entrenador que me conoce, eso me agrada. Se arma un buen grupo, no los conozco a todos al cien por ciento, pero de fuera se ve que es un grupo con jugadores importantes".

"Tenemos que comprometernos con el trabajo, con lo que hagamos día con día, asimilar todo lo que el profe Nacho (el técnico Ignacio Ambriz) nos diga y llevarlo a cabo los fines de semana".

De la mala temporada que tuvo con Chivas de Guadalajara explicó que "no sólo yo, sino todos no pudimos llegar al nivel que hubiéramos querido. Fueron circunstancias que se fueron dando y no pudimos lograr lo que se quería, que era jugar bien".

Aseguró que "hoy físicamente estoy mejor, desafortunadamente allá me encontré con lesiones".

"Creo que al equipo de Chivas lo tengo que dejar atrás, en este momento hay que enfocarnos a los jugadores que hay aquí, a integrarnos lo antes posible, a formar un buen grupo y trabajar mucho, que es lo único que podemos llevar a cabo día con día si queremos obtener éxito y llegar a cosas importantes".

Aclaró que ningún acto de indisciplina provocó su salida del conjunto rojiblanco, al decir que "no fue por nada de eso que salí del equipo y la gente de Chivas lo sabe. Vine a comprometerme y a hacer las cosas bien. Es gente que me conoce y que puede apostar por mí, porque realmente saben quién soy y cómo soy".