17 de octubre de 2013 / 04:11 p.m.

El técnico portugués señaló que en el equipo hay, por un lado, jugadores de entre 26 y 30 años que "tienen cada vez más prestigio y están ansiosos por mostrar su pedigrí" y, por otro, una generación de jugadores más mayores que trabaja para "mantener sus propias normas" e intenta ayudar a los jóvenes y explicarles el "confuso horario inglés".

Mourinho señaló que el club, propiedad del magnate ruso Roman Abramovich, está trabajando en esa nueva generación de jugadores y que confía en la calidad de los menores 21 años que actualmente se forman en su academia.

"Las condiciones en nuestra academia no pueden ser mejores, las instalaciones y los entrenadores son impresionantes, pero aunque la calidad del entrenamiento y la filosofía son excelentes, lo que realmente se necesita para que los niños evolucionen es competición", afirmó.

El técnico portugués confesó que le gusta la "lealtad" de los jugadores británicos y que cuando llegan los jugadores extranjeros, hay "un núcleo de jugadores locales que les explican dónde están, cómo funcionan aquí las cosas, cómo deben comportarse e incluso cómo deben jugar en esta liga".

"Si en tres o cuatro años no tengo otros jugadores británicos para reemplazar este núcleo formado en el Chelsea, ahora que (Frank) Lampard tiene 39 y John (Terry) 36, estaré muy triste", señaló el técnico.

El entrenador resaltó el valor de la experiencia y aludió a jugadores como Carles Puyol, del FC Barcelona, el inglés del Manchester United Rio Ferdinard y su compañero en los "diablos rojos" Jamie Carragher.