15 de octubre de 2013 / 11:29 p.m.

Monterrey.- Ex policías estatales acudieron al Congreso para exigir a los diputados que se reforme la Ley de Isssteleón, de modo que permita a los jubilados y pensionados tener un representante en el Consejo Directivo del Instituto, tal y como lo tienen los maestros activos y jubilados.

Sin embargo, sus peticiones, aunque los hicieron de manera pacífica, fueron como la voz en el desierto, pues ningún diputado acepto recibirlos.

Marco Antonio Rodríguez Zaleta, presidente de la Asociación de Ex Policías Retirados y Pensionados, dijo que han hablado con el legislador Jesús Hurtado, pero hasta el momento, no han recibido respuesta. Y en varias ocasiones, han sido rechazados en el Congreso.

Unos con bastones, otros con muletas, los ex policías estatales permanecieron por más de una hora esperando que alguien aceptara recibirlos, hasta que finalmente uno de los guardia del Congreso, les notificó que ya ningún diputado estaba, pues todos se acababan de retirar.

Rodríguez Zaleta, indicó que buscan tener una equidad en el trato, y alquien que hable por ellos en el Consejo, o que al menos les informe de las medidas que se toman, y que en el pasado, los ha perjudicado.

Ante la negativa de los legisladores a recibirlos, los expolicías acudieron a la Comisión Estatal de Derechos Humanos para presentar una denuncia, dado que sienten que con esa negligencia con que han sido tratados, se les violentan sus derechos a tener una vida digna en su vejez.

Francisco Zúñiga