29 de septiembre de 2013 / 10:59 p.m.

La quinta edición de la Green Race llegó a su fin con la reforestación de los primeros 300 árboles de los 21 mil que se estarán sembrando en el ejido El Cercado, Coahuila.

Como cada año, el compromiso del comité organizador de esta carrera, formado por el Consulado de Estados Unidos en Monterrey y Pronatura Noreste, es con el medio ambiente y en el 2013 fue la siembra de cinco árboles piñoneros por cada corredor inscrito ya fuera al 3 o 10K efectuados el pasado 22 de septiembre.

La siembra se dio con la ayuda de cientos de voluntarios, entre familias de trabajadores, corredores y amigos de Pronatura Noreste.

El predio de los Gorriones en el ejido coahuilense se eligió para ayudar a salvar varias especies emblemáticas de la zona, así como para dar trabajo a los lugareños.

Para el próximo año ambas organizaciones mantendrán su compromiso tanto en la organización de la carrera como en la ayuda al mejoramiento del medio ambiente.

Martha Cedillo