29 de marzo de 2013 / 03:24 p.m.

Monterrey.- • Intensa movilización por parte de elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones y de la Fuerza Civil de Nuevo León, se registró luego de que una vivienda fuera rafagueada al sur de Monterrey.

Fue en el domicilio marcado con el número 3335 de la calle Prolongación Jalisco, en la colonia Tanques de Guadalupe, donde alrededor de las 20:30 horas recibió una gran cantidad de disparos de armas de alto poder.

De acuerdo a información proporcionada por los vecinos de este sector, varios hombres armados se postraron en la parte alta de la calle Prolongación Guanajuato y dispararon en múltiples ocasiones.

Las balas hicieron blanco en la pared principal y la fachada del domicilio, en el cual se encontraban mujeres y al menos dos menores de edad.

Fueron unos cuantos minutos los que duró el ataque y después de haberlo realizado, se perdieron entre los matorrales del cerro.

De inmediato los vecinos solicitaron el apoyo de las autoridades y de una ambulancia, pues pensaban que había personas lesionadas.

Una ambulancia llegó al lugar, pero sólo atendió a una mujer que presentaba una crisis nerviosa, pero el resto de la familia se encontraba sin ninguna lesión, pues al escuchar los disparos se tiraron al piso.

Los primeros en llegar fue el personal de la Fuerza Civil de Nuevo León, quienes protegieron la vivienda, mientras que otro grupo peinó la zona del cerro pero no localizaron a los agresores.

Sobre la calle Prolongación Guanajuato, el personal de Servicios Periciales localizó casquillos para arma AR-15, los cuales estaban regados en el pavimento y entre la maleza.

La zona fue cerrada por el personal estatal, mientras que los agentes investigadores se entrevistaban con los moradores de la vivienda.

REDACCIÓN