28 de abril de 2013 / 10:59 p.m.

El Monterrey se decidió a apostar por los dos torneos y a tres días de afrontar la gran Final de la Concacaf, ya amarró el primero de dos objetivos: clasificar a la Liguilla.

Con su triunfo en el Clásico 97 y las derrotas de Tijuana, Toluca, así como el empate de ayer del Puebla con el que Querétaro descendió, los Rayados están virtualmente clasificados ya que solo una catástrofe les arrebataría su boleto de Liguilla.

El Monterrey de Víctor Manuel Vucetich contabiliza 23 puntos, con una diferencia de goles de 4 y se ubica en octavo lugar. Su más cercano perseguidor es el Pachuca, que tiene 20 unidades pero con un -6.

De tal forma, que para que Tuzos tumben a Rayados requerirían de dos goleadas de escánadalo: una a su favor contra Jaguares y otra en contra del Monterrey en su partido ante Cruz Azul. La suma de ambas goleadas tendría que ser de 11 anotaciones para que se consuma el milagro tuzo y la tragedia rayada.

No obstante, la probabilidad es muy baja porque además el juego de Rayados será en casa y el de Pachuca como visitante, donde continúa sin ganar.

Listos Neri y Meza

Tal como recita su campaña, En la Vida y En la Cancha, al Monterrey le sonríe. Ayer, la parte médica del equipo, le comunicó a Víctor Manuel Vucetich que sus titulares Severo Meza y Neri Cardozo están listos para volver a la actividad este miércoles en la Final de la Concacaf.

Desde ayer, tanto el lateral como el volante se reintegraron al trabajo parejo de sus compañeros en El Barrial.

No obstante, al suspendido César Delgado y al inhabilitado Omar Arellano, se les unió Ricardo Osorio como baja para el duelo ante Santos al no recuperarse de una contractura del cuádriceps del muslo izquierdo.

Por su parte, Jonathan Orozco acusó de una tendinitis post esfuerzo en los músculos flexores de la cadera bilateral, pero el cuerpo médico aclaró que el portero del Monterrey no está ni en duda para jugar el miércoles y se espera que mañana se reintegre al equipo.

Al respecto, el defensa Hiram Mier, valoró que poco a poco el Monterrey ha recuperado juagdores lesionados para la recta final del semestre donde se jugarán la lucha por los títulos de Concacaf y Liga.

"Es importante, por ahí ya no se tenga más bajas. Ya hay compañeros que están entrando al parejo, hay que estar todos completos para que el que sea requerido estar al cien", dijo.

 Jaime Garza