12 de agosto de 2013 / 02:27 p.m.

A paso de 20 por ciento de rendimiento es como los Rayados deambulan por el Apertura 2013.

               

Tras la dolorosa derrota ante Tigres en el Clásico 100, el equipo de Víctor Manuel Vucetich completó cinco jornadas sin un solo triunfo, con tres empates y dos descalabros

 

Los tres puntos y la décimo quinta posición que aguardan en la tabla general, es el fiel reflejo de la imagen endeble que ha dejado el Monterrey en la cancha. Un equipo, cuyas ideas se extinguen por grandes lapsos del juego, producto de la falta de dominio de un nuevo sistema desde la partida de Aldo Denigris, además de los errores individuales y puntuales de varias de sus figuras.

 

Para desmenuzar el rendimiento rayado habría que revisar cada uno de sus departamentos. En el de goleo apenas acumulan 6 tantos, un promedio casi de una anotación por juego. Por ello, Humberto Suazo, Dorlan Pabon y compañía se ubican en el lugar 12.

 

En terrenos defensivos, el Monterrey ha vuelto a comportarse como de los peores con 9 goles en contra, es decir, con un promedio de casi 2 tantos encajados por partido. Estos números dejan muy mal parados a Jonathan Orozco, Leobardo López, José Basanta, Hiram Mier y compañía.

 

Por otro lado, el fuerte del Monterrey a lo largo de su historia que ha sido su localía se encuentra capa caída con dos empates. Ahí ocupan la posición 13 cuando normalmente nunca salen de las tres primeras posiciones.

 

Y de visitante, con un partido más que la mitad de los equipos, no cambian. Siguen bajo la misma tónica de un supuesto contendiente sin respuesta fuera de casa. Un empate y dos derrotas es su marca para situarse en la posición 15.

 

Para colmo el Monterrey sigue descendiendo posiciones en la tabla porcentual, donde actualmente ya cayeron a mitad de tabla con una productividad de 105 puntos en 73 juegos. De seguir continuar la tendencia de los últimos torneos con 23 unidades, el próximo año estará involucrado seriamente en quema por el no descenso.

Jaime Garza