Jaime Garza
10 de marzo de 2013 / 02:01 a.m.

En una emotiva ceremonia en el Estadio Tecnológico, el Club de Futbol Monterrey le rindió un homenaje póstumo a quien fuera su directivo en la primera mitad de la década de los 70, Alberto Santos de Hoyos.

El reconocido empresario regiomontano, quien perdiera la vida el pasado 15 de febrero, fue ovacionado por los 34 mil hinchas rayados que se dieron cita en el Tec para el duelo contra el León de la jornada 10 del Clausura 2013.

Minutos antes de arrancar el juego, en la pantalla gigante del estadio se proyectaron imágenes de Alberto Santos, principalmente en su etapa como presidente del Monterrey.

En la semblanza, se compartió un estrato de una entrevista donde Santos de Hoyos aclaraba que nunca podría portar otra camiseta que no fuera la de Rayados.

"Yo no puedo ponerme otra camiseta, no puedo", dijo hacia el final de la semblanza.

Acto seguido, el club otorgó a la familia Santos Boesch una placa y seis medallas alusivas a cada uno de los campeonatos (4 de Liga y 2 de Concacaf.

La placa rezaba: "Nuestra institución reconoce y agradece la participación trascendental del Ing. Alberto Santos de Hoyos, en la historia del Club de Futbol Monterrey. Su destacado trabajo en la construcción de los cimientos de este club se lo agradeceremos por siempre . Muchas gracias Alberto. Club de Futbol Monterrey".

La directiva deRayados integrada por José González Ornelas y Luis Miguel Salvador, entregaron los reconocimientos a los hijos del ex presidente, Alberto, Federico y Alicia, además de quien en vida fuera su esposa, Alicia Boesch y sus cinco nietos Catalina, Valeria, Alyssa, Alfonso y Alberto.