19 de mayo de 2013 / 02:09 a.m.

Guadalupe.-   • En esta ocasión no hubo carne asada, prefirieron comprar las playeras de Rayados y usarlas como parte del decorado y ambiente de esta tarde en que esperaban otros resultados para su equipo.

En la casa de los Guzmán, en la colonia Vicente Guerrero, en Guadalupe, los jóvenes vieron paso a paso el partido, rezaron y se emocionaron con la única anotación de los albiazules, sufrieron con los dos tantos de la escuadra capitalina.

Y aunque el marcador no favoreció a los regiomontanos, ellos dijeron que no cambiarán suscolores, ni dejarán de respaldar a su equipo.

Un grupo de amigos se reunió en una vivienda del municipio de Guadalupe para ver el encuentro entre el América y Monterrey, y aunque perdió el equipo de la Sultana del Norte, dijeron no cambiaran de camiseta.

Por momentos se notaba la preocupación, aunque no les funcionaron los rezos a San Judas Tadeo, ni al Tano, Antonio de Nigris, y ahora sólo queda pagar las apuestas que hicieron.

Uno de los casos fue el del anfitrión, Vicente Guzmán, quien apostó su sueldo de una semana a favor del equipo norteño.

“Sí aposte mil 500 pesos, el sueldo de toda la semana, pero ni modo ahora a pagar. Siempre he sido rayado, jugaron bien, aunque se escuche mal se tenía que eliminar a Tigres y llegar a esto, no ganaron, pero seguimos fieles al equipo”, dijo.

Y mientras los adultos se hacían a la idea de que el Monterrey no será campeón esta temporada, los pequeños que se reunieron se mostraron tristes, por la falta de resultados de La Pandilla.

Marilú Oviedo