Jaime Garza
13 de febrero de 2013 / 12:23 a.m.

La presión puede dimensionarse cuando un jugador “coquetea” con la contradicción. Y tal fue el caso del delantero Omar Arellano, quien primero aseguró que la confianza del plantel está intacta, pero minutos después que necesitan de un triunfo ante el Atlas para ganar seguridad.

“Yo creo que no (se pierde confianza), cada quien genera su confianza y seguridad, este es un equipo muy fuerte, muy sólido, muy unido, y es lo que buscamos, sacar adelante esto”, dijo antes de contrapuntear su sentir.

“Por supuesto que la intención es siempre jugar bien y bonito, pero hay partidos complicados, Atlas es duro, corre mucho y buscará sacar los tres puntos en casa. Está peleando el descenso. Lo ideal es jugar bien, pero es momento de sacar una victoria que nos daría mucha seguridad y tranquilidad para trabajar”, agregó.

Ayer, durante el interescuadras en El Barrial, Víctor Manuel Vucetich realizó cinco movimientos de jugadores ante la falta de confianza por la que atraviesan varios futbolistas, entre ellos Darvin Chávez, a quien Vucetich le puntualizó: “has perdido confianza y ya no te proyectas hacia adelante”.

Arellano justificó su falla y la del Chelito Delgado del sábado pasado al dejar pasar un servicio en diagonal de Humberto Suazo.

“Somos seres humanos y nos equivocamos, me tocó fallar, pero no pasa por la actitud, así es el futbol”, dijo.

¿Le quedan a deber a la afición?“Ellos tienen derecho a exigir, pero creo que hemos dejado ir puntos importantes y la gente se impacienta, somos los primeros molestos y queremos revertir eso. Nos gusta que nos exijan para sacar el carácter”.