23 de julio de 2013 / 11:48 p.m.

Uno de los acérrimos rivales del Monterrey a finales de los 90, volverá esta noche al Tecnológico como entrenador del Correcaminos: Joaquín Del Olmo.

A diferencia de otras ocasiones en que le deseó el mal al Monterrey por su amor a los colores de los Tigres, ahora el entrenador de la UAT, ofreció un discurso tan diplomático que a su archirrival lo reconoció como el rival a vencer del Grupo 1 de la Copa MX, el cual también integran Puebla y Altamira.

"El partido de mañana nos va a servir para darnos cuenta de qué estamos hechos, hemos hecho buenos partidos de pretemporada con equipos de Primera División...

"(Pero) desgraciadamente nos tocó en el grupo de Monterrey, que para mí, junto a Tigres, son los planteles más completos que hay en México hoy en día. Y aparte el Monterrey siempre toma con mucha seriedad este tipo de torneos, lo ha demostrado ganando la Concachampions tres veces seguidas y siendo un equipo competitivo en la Liga.

"Creo que es el rival a vencer en el grupo, sabemos que si mañana (hoy) sacamos un buen resultado las posibilidades (de clasificar) van a aumentar", dijo en tono tranquilo el ex jugador de Tigres.

Enterado de los planes de Víctor Manuel Vucetich, a Del Olmo no le sorprendió que para el juego de esta noche convocara a todo su plantel con excepción de César Delgado y Lucas Silva.

"Seguramente mañana veremos muchos titulares que jugaron el sábado (contra Cruz Azul). Para nosotros es motivante jugar contra estos equipos y sobre todo para mis jugadores que no están acostumbrados a jugar en estos estadios con tanta gente.

"Va a ser un buen partido en un estadio que seguramente estará lleno, porque la afición de Rayados está con su equipo siempre", dijo.

Jaime Garza